Aunque miles de veces se han señalado los beneficios del ejercicio físico, actualmente puede ser considerado como medicina preventiva, en muchas ocasiones, la mejor de las medicinas preventivas. La inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad en todo el mundo y es el responsable del 6% de muertes, sólo superada por la hipertensión