La Vitamina D: Un Aliado para gozar de Buena Salud

Desde muy pequeños escuchamos en nuestros hogares que las vitaminas son ese componente necesario para estar saludable. Las madres, por lo general, empiezan a darles a sus hijos esas pequeñas dosis de vitaminas desde temprana edad con el fin de que crezcan saludables y fuertes. La vitamina D es un nutriente presente en ciertos alimentos que es necesario para la salud y para mantener los huesos fuertes. Esta vitamina ayuda al cuerpo a absorber el calcio (una de las piezas fundamentales de los huesos) de los alimentos y suplementos. Las personas que consumen vitamina D en cantidad muy escasa pueden tener huesos débiles, delgados y frágiles, un trastorno que se denomina raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos.

Adicionalmente, los nervios la necesitan para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo, y el sistema inmunitario emplea la vitamina D para combatir los virus y bacterias que lo invaden. Junto con el calcio, la vitamina D ayuda a proteger a los adultos mayores contra la osteoporosis.

No solo los niños deben tomarlas, una vez la persona tenga edad adulta, consumir vitaminas es vital y necesario para el buen funcionamiento de nuestra salud. Existen de diversos tipos y cada una con distintas características y funciones; todas las conocen como vitamina A, B, C O D, en fin, cada una de ellas representa un nivel de importancia de gran ayuda para atacar deficiencias de nuestra salud.

En esta oportunidad abordaremos la importancia de la vitamina D  y cómo la medicina la ha usado a su favor para atacar diversas enfermedades. Es bien sabido que los aportes de este medicamente permiten controlar y ayudar a las personas que padecen problemas en los huesos, pero además, colabora con otras patologías como el riesgo de padecer diabetes, algunos derivados del cáncer como el de colon próstata y mama e incluso a ayuda a personas con Parkinson  y a los miles de afectados como Esclerosis Múltiple.

Todo lo antes mencionado demuestra porque incluir la vitamina D dentro de los elementos para mejorar la salud del ser humano es tan indispensable como satisfacer cualquiera de las necesidades básicas de éstos. Tomar el sol es una de esas recomendaciones que los expertos invitan a realizar para obtener este tipo de vitamina en el organismo, ya que el sol, sin excesos, ayuda a atraer vitamina D.

Así como sugieren mantener una alimentación adecuada y balanceada donde se incluyan alimentos como atún, cereales, lácteos como la leche y proteínas de gran peso como el huevo, todos con el fin de aumentar la dosis de vitamina D en el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *